El pasado domingo 26 tuvo lugar la Jornada Pro Orantibus, un día dedicado a honrar a aquellos que dedican su vida a la oración. 

En esta ocasión, el Sr. Obispo presidió las II Vísperas solemnes en el Convento de las Clarisas de Vilar.

Fue un momento emotivo y lleno de espiritualidad en el que se reconoció la labor y la entrega de las hermanas clarisas.