El domingo 24 de marzo tenía lugar la bendición de Ramos en el parque de San Lázaro: el Sr. Obispo bendecía los ramos y palmas antes de comenzar la procesión hasta la Catedral, con el paso de los niños, en un día en que los más pequeños tienen un protagonismo especial. Las familias ourensanas acompañaban a la imagen de la borriquita para participar en la Misa estacional en al Catedral. Monseñor Lemos Montanet se dirigía de manera especial a los niños que se sentaban en esta celebración a los pies del Altar, para animarles a conocer a Jesús y vivir, a su manera, los importantes acontecimientos que rememoramos en la Semana Santa.