El Sr. Obispo presidía el domingo 11 de febrero la ceremonia de toma de hábitos de dos postulantes del convento de las Clarisas de Vilar de Astrés, la hermana Ana María y la hermana Victorina, un momento de alegría y esperanza para la vida consagrada en nuestra Iglesia.