En estos días previos a la Navidad, la Luz de la Paz de Belén que llega cada año a Ourense procedente del lugar donde nació Jesús, está disponible en el Obispado de Ourense y en las parroquias de la Santísima Trinidad, Santiago de As Caldas, Nuestra Señora de Fátima y Santo Domingo, para que la llevemos a nuestros hogares, parroquias, colegios, lugares de trabajo… Que la Luz de la Paz de Belén llene cada rincón de la Diócesis de Ourense.