El Seminario Mayor del Divino Maestro ha sido el primer lugar de la Diócesis en acoger el cáliz de Qaraqosh. Un cáliz profanado y encontrado en una de las iglesias destruidas en Irak, que quiere acercar a todos nosotros la realidad de los cristianos perseguidos.

En el Seminario, se expuso a la veneración con una charla por parte del responsable de ACN en Galicia y se celebró la Eucaristía por los cristianos perseguidos, contando con la presencia de todos los seminaristas mayores, sus formadores y las Hijas de Nuestra Señora.

Que no olvidemos el drama de tantos hermanos cristianos y que el Señor nos conceda santos sacerdotes dispuestos a entregar totalmente su vida.