Durante la Novena a Nuestra Señora de los Milagros, un año más los jóvenes se pusieron en camino toda la noche para visitarla en su Santuario del Monte Medo.

Desde el Secretariado de Infancia y Juventud de la Diócesis de Ourense, además de animar a que todos los jóvenes se pusieran en camino, les han prestado especial atención a su llegada al Santuario de madrugada, invitándolos a que su peregrinación finalizara a los pies de Jesús y de María y tuvieran un encuentro con ellos y les presentaran sus oraciones.

Ha sido también un momento de encuentro para muchos de los jóvenes de nuestra diócesis que este pasado verano participaron en la Jornada Mundial de la Juventud en Lisboa, y que tras proporcionar esta acogida a los peregrinos, se unieron a ellos para celebrar la Eucaristía presididos por nuestro obispo D. Leonardo.